miércoles, 17 de diciembre de 2014

Batman: El regreso del caballero oscuro



En 1986 se publicó El regreso del Caballero Oscuro, un cómic escrito y dibujado por Frank Miller en cuyas páginas se narra la historia de cómo Bruce Wayne abandona la lucha contra el crimen tras la muerte de Robin y cómo la retoma a sus 55 años. Esta obra revolucionó la forma de entender y narrar en el cómic mainstrem estadounidense, influyendo a toda una generación de autores de todo el mundo. El carácter profundo y misterioso del nuevo Batman despertó de nuevo el interés por la figura del Murciélago y confirmó a Frank Miller como de uno de los grandes genios del arte secuencial de su tiempo.



Tras la muerte de Robin Batman se sumió en una depresión y despareció sin dejar rastro. Han pasado diez años desde su último avistamiento y la ciudad de Gotham está sumida en un caos de corrupción y crímenes violentos que la policía no es capaz de controlar. Por otro lado el comisario James Gordon, otrora policía incansable, ha decidido que ha llegado su hora y está a punto de jubilarse. Entonces una noticia se hace eco en los medios: Dos Caras, que ha pasado largo tiempo en el asilo Arkham, está a punto de volver a la ciudad y parece ser que está recuperado. Un Bruce Wayne incrédulo ante esta noticia y ya mayor, con muchas canas y algún que otro achaque, pero con una fuerza brutal que le hierve desde el interior volverá a enfundarse el traje para hacer justicia en las calles.



Y así es como Frank Miller nos presenta el regreso de Batman. Un Batman que ha envejecido como cualquier otro mortal pero que igual que siempre sigue lidiando con sus miedos y temores. En El regreso de caballero oscuro  el hilo conductor de la trama es curiosamente la televisión. Frank Miller de una forma muy inteligente nos va enseñando los diferentes programas de televisión que con hipocresía y en algunos casos una total falta de moral enlazaran con sucesos que ocurren en una Gotham en plena era de la Guerra Fría. De esta forma asistiremos a la cacería que mantendrá el justiciero mientras a su vez la policía de Gotham, e incluso el gobierno, intenta cazarlo a él por sus métodos violentos.


  
La narración de la historia no sólo corre a cargo de la televisión, que es prácticamente omnipresente a lo largo de toda la historia, sino también de la forma de pensar de los personajes. Principalmente los de Bruce Wayne, pero pasando por Robin, El Joker (que protagoniza un despertar épico al descubrir que su némesis ha vuelto) James Gordon, etc. Frank Miller logra que las diferentes personalidades de cada uno queden plasmadas a través de esos pensamientos personales e íntimos con un grado de profundidad psicológica apabullante. Pero además de todo esto Batman vuelve con todos sus gadgets, vehículos, mala leche y un sinfín de acrobacias y mamporros.
El dibujo es tal vez lo único que no hace toda la justicia que debería a este cómic. En mi opinión es demasiado desigual, tan pronto pasa de la caricatura más extrema a las ilustraciones épicas a toda página. Pero esto es algo que una vez estás metido de lleno en la aventura se olvida y pasa casi desapercibido.



Batman: El regreso del caballero oscuro es una obra de lectura obligada para los fans de Batman y para aquellos que busquen cómics de superhéroes con una historia que cale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Inserta tu opinión aquí...