lunes, 13 de junio de 2011

La muerte de Superman

Edición absolute Muerte de Superman
Doomsday
A finales de 1991 escritores, guionistas y mentes pensantes en general que sacaban adelante las aventuras de superman se reunieron para orquestrar lo que muchos llamarian un truco publicitario barato. En 1992 estos hombres mataron a superman y convirtieron aquella saga en una de las mejores del género callando las bocas de todos los que criticaron la decisión y copando durante dias los medios de comunicación de medio mundo. ¿Pero, realmente fue un truco publicitario?
En las primeras páginas del cómic un ser monstruoso hace su aparición en la Tierra llevandose a todo lo que pilla por delante con una furia imparable, su nombre: Doomsday (Juicio Final). La liga de la justicia acudirá para salvar la situación pero en pocos minutos recibiran una paliza monumental. Durante casi 30 paginas será superman el que devolverá los golpes a ese montruo que si no es detenido destruira todo lo que se cruce en su camino. Los golpes se suceden, los edificios se viene abajo. La bajas son considerables. La lucha se eterniza durante horas y horas y entonces los dos, el hombre de acero y el monstruo, comienzan a desfallecer.

Bolsa negra
El número 75 de la colección original venía envuelto en una bolsa de plástico negra con la conocidisima marca del superhéroe ensangrentada. Presagiaba lo peor. Y así fue. Superman había logrado salvar al mundo una vez más, pero esta vez en brazos de Lois Lane y con el Daily Planet de fondo, moría.
¿Y  eso es todo? No, lo bueno sólo había hecho que comenzar. Tras una muerte siempre hay un luto y unos personajes que sufren. Lois Lane que perdiendo a superman sabe que tambien pierde a Clark Kent con el que ya mantenía una relación seria. Algo parecido pasa con los padres de Clark Kent, que lloran por su hijo muerto, a solas. (Brillante, y emotivo, el capítulo en el que Jhonatan Kent recuerda momentos especiales que vivió junto a su hijo adoptivo.)
¿Y que más? Pues, ocurre algo fabuloso. Una mancha roja y azul de repente surca los cielos. Un nuevo halo de esperanza, pero tambien una icertidumbre que obliga a las autoridades a abrir la tumba de superman. ¡Una tumba que aparecerá vacía!
¿Superman está vivo? Quien sabe, el problema es que no sólo ha aparecido un superman. Son cuatro hombres con las S estampada en el pecho los que reclaman ser los salvadores de la humanidad. Superman parece haberse convertido en una franquicia...
SuperBoy: La versión adolescente de superman, con un look horriblemente de los 90, que escapa de unos laboratorios ultrasecretos.

Hombre de acero: Un ser totalmente de acero que porta un martillo con el que imparte justicia.

Erradicador: Un superman con muy malas pulgas que mata al villano siempre que puede.

Superman cyborg: Mitad superman mitad maquina. Salvando a alguien muy importante se ganará el afecto de gran parte de Metropolis.

¿Y quien es el verdadero? La gracia de la saga El Reino de los Supermanes es esa. Seguir leyendo para ver como el ovillo en el que se convierte la historia se va deshaciendo poco a poco con apariciones estelares de otros héroes como Green Lantern. Tambien es verdad que la trama en momentos se puede volver algo confusa si no eres un verdadero adicto a la saga del hombre de la S en el pecho, aún así con resumenes intentarán despejar toda duda en medida de lo posible. Y creo que, tras leer la más de 700 páginas que componen la edición absolute con tranquilidad, no parece quedar ningún cabo suelto.
¿Y el dibujo? Del dibujo se ha dicho que por esta saga se han pasado las mejores ilustraciones de la historia de cómic. Yo sólo diré que el dibujo me parece impresionante. Y hay algunas ilustraciones que te hacen quedarte embelsado. Si bien es verdad que aunque muchos y muy buenos ilustradores pusieron sus lápices a las ordenes de la DC comics para inmortalizar a superman unos lo consiguieron con más pericia que otros. Entre ellos Dan Jurgens (diseñador de Doomsday) que, sin tener un dibujo excepcional, su nombre quedará por los restos muy vinculado con la muerte de superman.
A reclacar tambien el gran acierto de la edición absolute de incluir extras al final del libro como los comentarios de dibujantes y guionistas así como bocetos. Muy completa la galería de portadas originales, pero por el precio que se paga por el volumen (muy voluminoso) bien podrían haberlas hecho de hoja completa, y no cuatro portadas en una página.
En general, fans y simpatizantes del superhéroe deberían leer esta saga, y los demás almenos hojearla y disfrutar, sobretodo de mitad del cómic hacia adelante, de grandes ilustraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Inserta tu opinión aquí...